Basta! (corto documental)

Buscando sobre la historia de los documentales hechos en Venezuela me conseguí con este hermoso experimento visual del director Ugo Ulive de nacionalidad uruguaya pero que desarrollo gran parte de su carrera artística (teatro, cine, televisión) en Venezuela. Basta! es un collage de imágenes que van planteando preguntas a cada espectador, una rareza  cinematográfica del país con un gran contenido sociológico y antropológico para el debate.

Los Académicos y La Television

Aquí les dejo dos programas de televisión que fueron creados y conducidos por dos grandes académicos de las ciencias sociales, el venezolano Arturo Uslar Pietri (Premio príncipe de Asturia 1990) y Milton Friedman (Premio nobel de economía 1976), ambos entendieron la importancia que tienen los medios de comunicación para que las ideas académicas tengan un impacto mas allá de las aulas de clases.

 

Kafka Inaka Isha

Este cortometraje es una adaptación del relato –Un médico rural– escrito por Franz Kafka en 1918, este corto fue realizado  por el japones Koji Yamamura, espero que disfruten esta obra de arte experimental.

Carlos Brandt – Un ilustre venezolano silenciado por el tiempo

 

Carlos Luis Brandt Tortolero nace el 11 de octubre de 1875 en Miranda – Estado Carabobo, como hijo mayor de la unión de Carlos Agusto Brandt Caramelo y Zoraida Tortolero Ortega; a los pocos años se traslada con su familia a Puerto Cabello donde fijan residencia y es aquí donde inicia su educación escolar, a pesar de que la mayor parte de la misma la recibió en casa por parte de su padre, el cual le inculcó desde pequeño  conocimientos e inquietudes sobre el ser humano y la sociedad, así como también despertó su interés por la escritura al regalarle una pequeña imprenta cuando solo tenia 11 años; gracias a su progenitor conoce sobre August Vaillant anarquista francés quien influiría posteriormente en su postura ideológica. A los 14 años Carlos fue enviado a Hamburgo – Alemania, tierra natal de su abuelo paterno, donde recibe educación en áreas como la ciencia, artes y la filosofía además del aprendizaje de diferentes idiomas, y cinco años después de su estadía en el extranjero regresa a Puerto Cabello en 1895.

        Al llegar a Venezuela comienza a desarrollar su carera de escritor siendo apenas un joven de 19 años, realizando trabajos en periódicos y revistas como el Pregonero, Atenas, El Estado y El cojo Ilustrado, y es a través de estas publicaciones que Carlos Brandt se da a conocer a nivel nacional y logra obtener respeto y prestigio por los intelectuales de la época al reconocer su gran talento como ensayista y escritor de diferentes temas. Para 1905 da el salto más importante como escritor al publicar su primer libro titulado “La belleza de la mujer. Estudio sobre la perfección del cuerpo humano y su importancia con respecto a la ciencia, las artes y la filosofía” donde explicaba el significado social y cultural de la mujer en su tiempo.

            Transcurrido un año publica “El modernismo”, libro que fue una critica al movimiento literario y estético que se produjo en la América Hispanoparlante, con este trabajo controversial fue llamado como genio por parte del escritor Rubén Darío quien formaba parte de esta corriente. En 1908 publica el libro “Die Bibel Kritisch Dargelegtm” en Alemán, que después seria traducido al español como “El fanatismo religioso”, con esta obra Carlos Brandt entró a formar parte de los escritores reconocidos en Europa, y al siguiente año lanza a la luz “El vegetarianismo” un tratado medico y filosófico sobre la alimentación y el trato a los animales; para Brandt la cuestión alimenticia trasciende el interés de la salud individual, porque pasó a vincularla con la moral pública, ya que opinaba que la enfermedad moral era consecuencia de la enfermedad física, por lo que en individuos verdaderamente sanos no puede existir la crueldad ni las malas pasiones.

            En 1913 Venezuela aun estaba bajo el régimen de Gómez, hecho que significó un obstáculo para la libertad literaria de Carlos, dado que el libro titulado “El fundamento de la moral” por exponer ideas contraías al gobierno desencadenaron la persecución del autor, lo que condujo a que luego se reeditaría en New York (1918), en dicha obra Brandt busca plasmar todo su planteamiento filosófico y explicar la ley de la conservación de la vida. Otra muestra de la censura que azotaba al escritor constantemente se evidenció el día en que fue detenido y llevado a prisión por 7 meses, como consecuencia de la forma en que se expresaba en sus escritos y de no doblegarse ante el régimen dictatorial. Este periodo le sirvió de inspiración para escribir “La época de terror en el país de Gómez”, donde dejó un testimonio de la crueldad que  pasaban los hombres en la cárcel.

            El 1 de abril de 1914 queda en libertad y se va con su esposa exiliado del país a recorrer Europa y finalmente se establece por un largo periodo en los Estados Unidos específicamente en Nueva York, la estadía en dicho país le permitió enriquecer sus conocimientos en diferentes áreas, y se desempeño en distintos oficios aprovechando su facultad de poliglota; conoce a Ilya Tolstoi quien le presta apoyo para fundar la Vegetarian Society, este último hijo del ruso Leon Tolstoi, con el cual Carlo Brandt había entablado amistad e incluso por petición del novelista realizó la traducción de su obra llamada “Serias consideraciones sobre el Estado y la Iglesia”. Durante su estancia en dicha ciudad tuvo la dicha de conocer al físico Albert Einstein, el cual expresó gran admiración por el venezolano luego de leer su libro “El fundamento de la moral”, quien dijo “que la ley de la conservación de la vida era para el mundo moral, lo que mi teoría de la velocidad de la luz es para el mundo físico”.

            Carlos continua con su producción literaria publicando numerosas obras tales como “La Paz Universal”(1918); “The Way to Health” (1924); “El sendero de la salud” (1927); “Camino de perfección” (1928); “Los enigmas de la ciencia” (1928); “Patología racional” (1930); y publica la primera biografía sobre Pitagoras (1930) y le siguió la de Cervantes y su obra (1936). Luego retorna a Puerto Cabello – Venezuela en 1936 y colabora como articulista de los periódicos El Universal, El Heraldo, El Nacional, Ultimas Noticias y La Esfera, además realiza la publicación de biografías sobre Leonardo da vinci, Jesús, Beethoven, Cristóbal Colon, entre otros.

                       Una de las últimas obras publicadas fue “El problema vital” con el cual cierra el ciclo sobre su ideología y logra consolidar la relación entre el vegetarianismo, la filosofía y la moral; es gracias a este libro que recibe el título de Doctor en Filosofía Honoris Causa otorgado por la American School of Naturopathy de Nueva York. A mediado de los años 50 se instala en Caracas donde vivió bajo condiciones de pobreza y muere en una clínica gerontológica de la capital tres años después de diagnosticarle hemiplejía a la cual se negó a operarse, el lamentable hecho ocurrió el 27 de febrero de 1964 dejando un gran legado a Venezuela y al mundo.